2009

Uribe con el sol a las espaldas

Enero de 2009

El gobierno de Álvaro Uribe Vélez ha entrado en una situación de deterioro político irreversible, aunque recurra a cortinas de humo y maniobras de todo tipo para ocultarla. La gobernabilidad de Uribe y su reelección (tanto en 2010 como en 2014) hoy son más esquivas. Esta realidad da moral a las fuerzas de oposición al régimen y posibilita nuevas victorias populares cuando la compleja situación del país exige acción política atacando problemas estructurales agudizados por las crisis económica, política, humanitaria, ambiental y alimentaria que están lejos de ver el final del túnel.

Las masas populares se hicieron sentir con fuerza en el último trimestre de 2008 ubicando como blanco principal de la acción política al gobierno. Con distinto nivel de tenacidad, propósitos y objetivos lograron generar fisuras al interior del bloque político y de clase que gobierna.

Leer más...

 

El último bimestre de 2.008 y lo transcurrido del 2.009 ha estado marcado por una serie de reuniones a todo nivel de los países de América Latina, Centro América y el Caribe, todas ellas con un objetivo central: definir la estrategia para enfrentar la crisis mundial del capitalismo y sus repercusiones en la región. De allí que la CE PAL2 afirme que “Lo que comenzó a mediados de 2007 como un problema del mercado de hipotecas de alto riesgo de los Estados Unidos se transformó, al cabo de poco más de un año, en una crisis sistémica, que afectó enormemente a los mercados de crédito de los países desarrollados, por lo que cabe esperar que su impacto en la economía real sea sumamente negativo, aun cuando no hay, a fines de 2008, una idea precisa de su magnitud.” (Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe, 2008. www.cepal.com.)

La Cumbre del “G–20” (15/11/08) efectuada en Washington, y sobre la cual se creó expectativa al ser promocionada como la cita para la refundación del capitalismo, especialmente por los gobiernos europeos con el francés Sarkozy a la cabeza, dejó a la vista que son conscientes de que la actual crisis económica sacude las bases del sistema y de ello algunos concluyen que hay que refundarlo, que las teorías económicas que hasta el momento han elaborado han sido derrotadas en la práctica y no pueden guiarlos ahora.

Leer más...

 

Congruente con la temática del Seminario, es obvio que las respuestas de los trabajadores y los pueblos frente a la crisis mundial del capitalismo pasa por advertir las verdaderas causas y manifestaciones de este fenómeno, que según los analistas contiene dimensiones mucho más profundas y devastadoras a las sufridas con la Gran Depresión de los años 30 del siglo pasado.

Contrario a los hechos, muchos teóricos y apologistas del capitalismo no cesan en realizar esfuerzos por demostrar que la actual crisis comprende algo transitorio y que sus causas derivan de factores y elementos exógenos, extraños al modo de producción capitalista.

Encontramos también, quienes persisten en unilateral izar el análisis económico y político, dado explicaciones sugestivas que señalan que la crisis es un asunto eminentemente comercial o exclusivamente financiero. Son los teóricos que no descansan en explicar la crisis como un desequilibrio entre la producción y el consumo, o que observan la razón de la misma en razones estrictamente monetarias, o en el exceso de acumulación, o en la caída de los precios por debajo del costo de producción, o en la ausencia de proporcionalidad en el desarrollo de los factores productivos.

Leer más...