Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas

Vaya por delante nuestra alegría por que la heroica Haminetu Haidar haya salvado la vida. El enorme coraje con el que defiende la dignad del pueblo saharaui y la suya propia, es digno del respeto y admiración de los que luchamos contra la reacción y apoyamos con hechos, no con palabrería huera, la lucha del pueblo saharaui dirigido por su representante el FPOLISARIO, contra el vil sátrapa alauita, ese «señor» medieval de cuya amistad hace gala el impuesto Borbón.

 

La lucha de Haminetu ha puesto de manifiesto , una vez más, que no se puede dejar en el olvido al Sáhara y su anhelo de independencia y libertad, lucha que desde hace casi cuarenta años demuestra la férrea voluntad de ese pueblo de no someterse a los dictados de un gobierno brutal que se cisca en los derechos humanos, que trata las resoluciones de la ONU como papel mojado (al igual que los otros «demócratas» de los gobiernos israelíes) y que chantajea a las llamadas democracias, en primer lugar a los pusilánimes gobernantes de España ya sean de derechas como de «izquierdas».

Y también ha puesto de manifiesto, la grotesca actitud del Gobierno de Zapatero y de su paladín Moratinos: Se hicieron cómplices al permitir que Haminetu fuera embarcada contra su voluntad para España, y han cedido lacayunamente a la exigencia de reconocer los «derechos« de Marruecos sobre el Sáhara. La torpe declaración del Sr. Moratinos, «La ley marroquí se aplica en el Sáhara Occidental.» No hace falta estudiar en academias para diplomáticos para saber lo que eso significa: rendirse ante la satrapía marroquí, y el ordeno y mando de los EE.UU. que han impuesto sus intereses en la zona a la justa reivindicación del pueblo saharaui. No olvidemos que el Gobierno de Washington, incluido el del Sr. Obama que rápidamente se ha desenmascarado como lo que es, un fiel servidor del sistema estadounidense (que al lado del analfabeto y brutal Bush, parece otra cosa, y no lo es), tiene como interés fundamental mantener la línea Turquía-Israel-Marruecos.

El Parlamento de Madrid aprobó hace unos días reconocer el derecho a la auto determinación del Sáhara. Ya vemos lo que valen las decisiones del PSOE: nada, reniegan de todo, son capaces de vender todo, se humillan y se hacen cómplices de lo que decidan sus mentores estadounidenses y otros. Esa actitud no es nueva, muchos son los ejemplos históricos que demuestran que ese partido ha sido casi siempre y salvo muy dignas excepciones (Negrín, Álvarez del Vayo…), quien hace la cama a la reacción. No nos remontemos muy atrás, recordemos que Felipe Gonzáles pronunció en su visita al Sáhara, sin saber que esas palabras eran oídas por camaradas nuestros que trabajaban allí voluntarios, que «apoyaría la lucha del pueblo saharaui hasta la victoria y la independencia, etc.etc.».

La lucha continúa, la de Haminetu, ha sido una victoria, mas no la definitiva. El pueblo saharaui necesita seguir contando con el apoyo de las fuerzas democráticas y revolucionarias. También será necesario estar atento a las maniobras y provocaciones que puedan montar la reacción marroquí para silenciar para siempre a esa luchadora de frágil aspecto y voluntad de hierro.Nada más llegar a su casa del Aaiún, la familia de Haminetu está sometida a vigilancia especial y su casa rodeada por la policía. La misma Haminetu, sostenida casi en vilo por familiares, tuvo que salir de su casa para que su médico pudiese entrar, ya que la policía del “humanitario” gobierno le impedía el acceso. En verdad, «la ley marroquí se aplica en el Sáhara Occidental»..

El pueblo marroquí, que conoce bien lo que es la dictadura, la represión, la falta de libertades, debe apoyar la lucha de sus hermanos saharaui, como lo hace con valor y dignidad la organización Vía Democrática.

 

¡Viva la lucha del pueblo saharaui!

¡Fuera del Sahara las tropas marroquíes!

¡Solidaridad internacionalista con el FPOLISARIO y su justa lucha!

 

Partido Comunista de España (m-l)

 

 

Madrid, 19 de diciembre de 2009